viernes, 28 de mayo de 2021

Carne en salsa de cebolla

Esta es una receta típica de los bares que hacen con salchichas frescas. Mi madre la servía en su bar y tenía muy buena aceptación. En este caso, en lugar de salchichas, para que sea más sano, se prepara con carne.

Ingredientes

2 solomillos de cerdo

2 pechugas de pollo

1 kg de cebollas

2 dientes de ajo

150 ml de vino

Caldo de pollo o verduras

Laurel

Pimienta en grano

Pimienta molida

Sal

Aceite de olvida virgen extra

Orégano o tomillo (a gusto)

 

Elaboración

Trocear los solomillos y las pechugas.

Salpimentar y freír en un fondo de aceite con dos ajos enteros y aplastados.

Ir pasando a un recipiente de barro adecuado.

 Cuando está toda la carne, en el mismo aceite, freír la cebolla troceada.

Una vez que esté pochada, se añade el laurel y la pimienta.

Incorporar a la cazuela.

Agregar el vino. Dejar evaporar.

Añadir el caldo y dejar que cueza a fuego moderado hasta que esté hecho.


Se puede servir con arroz o patatas fritas, pero en este caso la he acompañado de patatas cocidas.



domingo, 23 de mayo de 2021

Presentación de "La cocina de la abuela"

El jueves 20 de mayo se presentó el libro La comida de la abuela. Dieta para salvar el planeta, un ejemplar que recoge las conclusiones de un heterogéneo proyecto generacional que se ha desarrollado a lo largo de un año y muestra las actividades y conclusiones de los distintos talleres sobre ecología, dieta, sostenibilidad y salud, así como las recetas con las que han participado mujeres de la ciudad que han sabido transmitir su saber y su herencia culinaria a la generación actual. Este ha sido un proyecto de emprendimiento social que gestado en el Barrio de Miraflores de Marbella y en el que han colaborado la asociación Marbella Activa  junto a Talleres La Ola, la Asociación Almunia y la Asociación Imagina Cine y que ha contado con el apoyo de la Diputación de Málaga y la financiación de la Fundación La Caixa.

Crédito fotografía: Dieta para salvar el planeta 
Ejemplares de La cocina de la abuela. Créditos de la fotografía: Dieta para salvar el planeta.

La presentación tuvo lugar en el Centro Cultural Cortijo Miraflores y en ella participaron representantes de los distintos organismos y asociaciones que han participado que arroparon a Pilar Morero, la coordinadora del proyecto.

Créditos de la imagen: Dieta para salvar el planeta.
 
En el ejemplar colaboro con la receta gazpacho de segadores, un plato muy ecológico vinculado a los jornaleros que iban a trabajar a la tierra de mis abuelos.




viernes, 14 de mayo de 2021

Falso paté de centollo


Originalmente esta receta se hace con chatka, el auténtico cangrejo ruso, pero yo lo he preparado con los ingredientes que tenía en casa.

Este es un aperitivo original y que gusta mucho.

Ingredientes

18 palitos de cangrejo

Pepinillos

4 huevos cocidos

100 g de atún en aceite

1 cebolla muy picada

Mahonesa

 

Elaboración

Picar o pasar por la picadora el surimi, la cebolla, pepinillos y el atún.

Agregar los huevos rallados.

Incorporar la mahonesa o la salsa rosa.

Salpimentar a gusto.

Depositar en un bol y dejar en la nevera hasta el momento de servir.

Se puede acompañar de rebanaditas de pan tostado y se puede adornar con manzana o piña. 

lunes, 12 de abril de 2021

Limoncello


Este año el limonero del huerto está en plena producción. Durante estos meses he tenido oportunidad de elaborar mermeladas y ahora acabo de terminar el proceso de elaboración del limoncello.

Ingredientes

2 kg de limones sin tratar, biológicos

1 l de orujo (Grappa o Vodka)

1 y 1/2 litro de agua mineral

500 g de azúcar (se puede incorporar hasta 750 g)


Elaboración

Comenzamos limpiando los limones a conciencia.

Retirar la piel amarilla.

Colocar en un bote de cristal y rellenar con el alcohol elegido.

 Dejar macerar durante 20 días.

Calentar el agua, agregar el azúcar, disolver y llevar a ebullición.

Hervir durante 3 o 5 minutos.

Retirar del fuego y dejar enfriar hasta que alcance la temperatura ambiente.


Eliminar las pieles del licor y mezclar con el jarabe. Mezclado con el jarabe adquiere el característico color de esta bebida.

Embotellar y dejar reposar al menos dos semanas.

 Con estas cantidades he obtenido 2 y 1/2 litros de bebida.

Es preferible conservarlo en el congelador. En el verano me gusta servirlo en las botellas de hielo porque está siempre frío y es decorativo en la mesa.

En el momento de consumir sacar directamente del congelador (ya que el alcohol no congela) y servir en chupitos.


miércoles, 7 de abril de 2021

Chivo lechal al horno

Desde hace varios años conozco a Juan Ocaña que regenta la empresa Quesos Sierra Crestellina, muy conocida en la costa del Sol por la elaboración de productos lácteos procedentes de las cabras de raza payoya. Juan es una persona muy involucrada en este trabajo y todos los días saca a su rebaño a pastar y este gesto se aprecia en la calidad de la carne.

La empresa de Ocaña sirve a domicilio y para el Domingo de Resurrección le encargué cuatro piezas de paletilla y costillar  que preparé como indico en la siguiente receta.

Ingredientes

4 paletillas y costillar de chivo lechal

Patatas

Cebollas

Pimiento rojo

Pimiento verde

3 dientes de ajo

1/2 litro de vino blanco

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta

Unas ramas de romero

Elaboración

Untar las paletillas de aceite de oliva virgen y salpimentar generosamente.

Colocar las patatas a rodajas (previamente salpimentadas) en el fondo de la bandeja de horno. Sobre estas las cebollas, los pimientos y las paletillas. Regar con aceite de oliva virgen extra.

Introducir al horno previamente precalentado a 200º.

Transcurridos 15 minutos, bajar la temperatura a 170º y regar con el vino, los ajos y el romero.

Una hora más tarde, se da la vuelta a la carne y seguir regando con el vino hasta que veamos que las piezas están doradas y comienzan a desprenderse la carne del zancarrón.

Servir con las patatas y pimientos de guarnición.


jueves, 18 de marzo de 2021

Empanadillas

Ingredientes

Obleas de empanadillas

Restos de carne asada (pollo,pavo, ternera...)

2 cebollas

Pasas

Piñones

Huevos cocidos

1 huevo para pincelar

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta

Nuez moscada

Una pizca de canela molida (opcional)

 

Elaboración

Comenzamos por preparar la carne, retirando los huesos y troceando.

Fondear la cebolla con un poco de  aceite, sal y pimienta hasta caramelizar.

Dejar templar.

Incorporar las especias a nuestro gusto y mezclar con la carne y los huevos cocidos picados o troceados, así como las pasas y piñones. 

Rellenar las empanadillas y al cerrar mojar los extremos con un poco de agua antes de apretar con el tenedor.

A continuación, pincelar con huevo batido.

Hornear a 180º función aire hasta que estén doradas.


domingo, 14 de marzo de 2021

Callos

Muchas mañanas viene mi marido a la cocina y me pregunta «con qué me vas a sorprender»; yo siempre le contesto «con lo que quieras». Hoy no esperaba la petición que me hizo: «me apetecen unos callos». Este plato no es algo que se pueda improvisar porque a veces hay que encargar el elemento principal que es el cuajar, las manitas y los chorizos y morcillas a nuestro gusto. Aun así, se puede preparar con un poco de ingenio. Yo lo resolví de la manera que os voy a comentar. Siempre tengo en la despensa latas de callos de una reputada marca y garbanzos congelados para cocidos o potajes, así como chorizos y morcillas. Por tanto, pude preparar el plato sin necesidad de salir a comprar.

Ingredientes

1 kg de garbanzos remojados

2 latas grandes de callos

1 cebolla

3 dientes de ajo

1 chorizo

1 morcilla

1 cucharilla de cominos

Pimienta en grano

Clavos de olor

2 hojas de laurel

Una cucharada de pimentón dulce

1/2 cucharada de pimentón de la Vera

Aceite de oliva virgen extra

Sal



Elaboración

Poner a cocer los garbanzos en agua caliente.

Mientras, morear la cebolla y los ajos picados en un fondo de aceite.

 Retirar del fuego y agregar el pimentón.

Remover rápidamente y agregar a los garbanzos.

Calentar en una sartén sin aceite, los clavos, el comino, la pimienta y el laurel.

Retirar el laurel y majar en el mortero las especias.

Agregar a los garbanzos junto a las hojas de laurel.

Dejar cocer a fuego medio.

Cuando los garbanzos estén tiernos, añadir el chorizo y la morcilla.

Transcurridos cinco minutos, incorporamos los callos y mezclamos con cuidado, zarandeando la cazuela.

Dejar integrar los sabores.

Reposar unos diez minutos antes de servir.

Destapar la olla y retirar un poco de la grasa que queda en la superficie para que quede más ligero, aunque es opcional.

Como veis, hay que ser resuelta en la cocina y aprovechar los ingredientes que tengamos a mano para improvisar una receta. Quedó una receta muy rica y quienes más las agradecieron fueron mis yernos, que son muy aficionados a los platos de cuchara.