viernes, 30 de marzo de 2018

Pan suizo

Cuando llega la Semana Santa, mi querida amiga Mari —propietaria del Hostal Tío Mateo (Marbella)— me ha obsequiado alguna vez con su maravillosos pan suizo, una pieza de más de un kilogramo de peso, cocida en su horno de leña, con huevos incrustados. 
Mari es una persona maravillosa, polifacética: es una gran cocinera, bordadora de ornamentos litúrgicos, restauradora de muebles, pinta y un largo etcétera.
Durante estas fiestas, Mari sigue manteniendo la tradición suiza (porque vivió durante muchos años en aquel país), aunque la compagina con nuestras costumbres. Por ejemplo, decoran huevos y los esconden por el jardín para que el Domingo de Resurrección los niños los encuentren (antes era con sus hijas y ahora mantiene viva esta tradición con los nietos).
Aunque este pan es típico de estos días, no obstante, se puede consumir en cualquier época del año para desayunar o merendar con mantequilla o mermelada; además, su calidad es excelente para hacer torrijas.

Ingredientes
550 g de harina de fuerza
300 ml de leche entera
1 huevo
75 g de mantequilla a temperatura ambiente
50 g de azúcar
1 cucharilla de sal
1 pastilla de levadura de 25 g
1 cucharada de agua azahar (opcional)
1 huevo batido o leche para pintar

Elaboración
En esta ocasión, he querido probar a hacerlo en la panificadora. Los pasos son los siguientes:
Primero, se introducen en la cubeta los componentes líquidos. 
A continuación, la levadura, el azúcar, la sal y la mantequilla, a temperatura ambiente. 
Agregamos la harina y seleccionamos el programa amasado durante 15 minutos.
Luego, retiramos las paletas y dejamos levar. En mi caso, he necesitado hora y media, pero este tiempo es relativo, pues influye la temperatura ambiente.
Mi intención era sacar la masa y moldear la trenza para cocer en el horno, pero estaba ocupado con el hornazo.  Este es el hornazo que preparé, que en su forma es muy parecido al pan suizo de Mari. Ella lo hace de cuatro ramales. 
Si deseáis conocer la receta de los hornazos, la podéis encontrar en mi blog en los siguientes enlaces: hornazo de Pascua y hornazo de aceite de oliva.
Así que como la masa había levado perfectamente, lo dejé hornear en la panificadora. De todas formas, no importaba porque quería probar el resultado, que ha sido perfecto.

Merece la pena la elaboración de esta receta. Es un pan muy aromático, suave y no demasiado dulce. Por eso, se puede acompañar de mantequilla, mermelada o embutidos.

sábado, 3 de marzo de 2018

Ensalada de brotes tiernos y salmón

Ingredientes
Pan de molde sin corteza
100 g de queso Philadelphia
50 g de queso roquefort (opcional)
Una cucharada de eneldo seco
150 g de salmón ahumado
Lechuga y brotes tiernos a gusto
2 naranjas; en su defecto, uvas blancas y negras
Pasas o arándanos
Sal
Aceite oliva virgen extra
Vinagre
Mostaza

Elaboración
Mezclar los quesos y media cucharada de eneldo.
Aplanar el pan con un rodillo y untar generosamente con crema de queso.
Cubrir con lonchas de salmón.
Enrollar ayudándose de filme transparente.
Dejar en frío hasta el momento de preparar la ensalada. También se puede dejar 15 minutos en el congelador, para cortar más fácilmente.
Disponer las lechugas, los brotes tiernos y la fruta elegida en la ensaladera.
Cortar el rollo de salmón en rodajas y colocar sobre las lechugas.
Preparar la vinagreta mezclando la mostaza, el resto del eneldo, la sal y el vinagre.
Agregar el aceite, batiendo con varillas hasta emulsionar.
Aderezar la ensalada en el momento de servir.

martes, 6 de febrero de 2018

Tarta de queso fácil

Para una fiesta necesitaba un postre que fuera fácil de transportar y que no hubiera que desmoldar para servir y este resultó ideal.

Ingredientes
1/2 l de nata para montar
250 ml de leche entera
150 g de azúcar
Una tarrina grande de queso de untar (ej. Philadelphia)
Bizcocho de soletilla
Cacao en polvo o canela molida

Para las manzanas cocidas:
4 manzanas reinetas
3 cucharadas de azúcar
1 palo de canela
1 trozo de piel de limón
2 clavos de olor

Elaboración
Rallar las manzanas, añadir el resto de ingredientes y medio vaso de agua.
Dejar cocer hasta que esté en su punto.

Retirar la piel del limón, el clavo y el palo de canela y poner en un escurridor. Reservar el jugo de cocción.
En un recipiente de cristal, colocar las manzanas escurridas.
Cubrir con los bizcochos de soletilla y humedecer estos con el jugo de las manzanas. Reservar.
Los bizcochos de soletilla deben estar bastante juntos, sin dejar huecos para que al poner la crema de queso, no floten.
Por otro lado, calentamos la nata, agregamos el queso y deshacemos la cuajada con la leche y el azúcar.
Poner todo junto, removiendo constantemente.
Cuando empiece a hervir, retirar del fuego.
Comprobar que todos los ingredientes están integrados.
Volcar en el recipiente sobre los bizcochos.
Dejar enfriar de un día para otro.
Para servir, espolvorear canela molida.
 Para este recipiente que aparece en la fotografía, yo doblé las cantidades.

martes, 23 de enero de 2018

Cinta de cerdo en Cocotte

Me gusta mucho la Cocotte para hacer guisos o carnes. Especialmente porque de permite cocinar tanto en el fuego como en el horno con iguales resultados.

Ingredientes
Un trozo de cinta de lomo de 1,5 kg
Una cabeza de ajos
600 g de cebollas
2 hojas de laurel
Unos granos de pimienta
Romero, tomillo, orégano y pimienta molidos
Aceite de oliva virgen
Sal
150 ml de vino blanco

Elaboración
Salpimentar la carne y poner las especias molidas.
Poner un fondo de aceite en la Cocotte y dorar la carne por todos lados junto
con los ajos.
Una vez dorada, agregar el vino y evaporar.
Incorporar la cebolla pelada y laminada, las especias y cubrir de agua o caldo.
Tapar la Cocotte y dejar a fuego mínimo.
En este momento también podríamos introducirla en el horno y dejarla hacer.
Transcurrida una hora aproximadamente, retiramos del fuego y se deja enfriar la carne.
Una vez fría, es más fácil de cortar en lonchas.
Servir con la guarnición que nos apetezca (patatas, arroz o puré).

viernes, 19 de enero de 2018

Sopa de coliflor

Ingredientes
1 coliflor de temporada
4 o 5 dientes de ajo
Una rebanada de pan asentado
12 o 15 almendras
100 ml de aceite de oliva virgen
Una hebra de azafrán
2 clavos de olor
4 o 5 granos de pimienta
1 hoja de laurel
Zumo de naranja agria o de limón
Agua
Sal

Elaboración
Limpiar la coliflor. Cortar en ramilletes. Cubrir de agua y cocer.
Mientras, calentar el aceite y freír las almendras, los ajos y el pan.
Una vez fritos, pasar al mortero y majar con las hebras de azafrán.
Agregar el majado y el aceite de freír a la olla con la coliflor.
Incorporar las especias y rectificar de sal.
Para servir, añadir el zumo de naranja agria o de limón.

jueves, 14 de diciembre de 2017

Día memorable en Finca La Venencia

El jueves 7 de diciembre estuvimos mi marido y yo con nuestros amigos, Juan Antonio Rodríguez y Asunción Segura en su finca La Venencia celebrando el comienzo de las fiestas navideñas. A Asunción la conozco desde el colegio y ambos fueron compañeros de trabajo de mi marido durante muchos años. Ellos tienen por costumbre organizar, desde hace muchos años, esta gran fiesta para amigos y familiares.
Como Juan Antonio es de Jerez, el ambiente fue típicamente jerezano: cantaron villancicos de la tierra y el menú estuvo compuesto por el ajo caliente o ajo de viña y la típica berza jerezana, cuyos ingredientes son garbanzos, alubias, acelgas, apio y cardillos. Estos dos son platos típicos que se pueden degustar estos días en Jerez.

Berza jerezana
La receta del ajo caliente es sencilla. En primer lugar, se escalda abundante tomate y se reserva. Se maja en el dornillo ajo y pimiento verde. Cuando están bien majados, se incorpora el tomate, volviéndolo a majar hasta conseguir una masa.
Preparando ajo caliente.







A continuación, se coloca el dornillo sobre una olla de agua hirviendo y se deja hasta que alcanza suficiente temperatura. Seguidamente, se incorpora un vaso de aceite (las hermanas de Juan Antonio, que lo estaban preparando, insistieron en que había que ser muy generoso con los ingredientes, especialmente con el aceite).

Las hermandas de Juan Antonio durante la preparación del ajo caliente.
Se remueve con la maza. Se añade el pan laminado finamente y se va echando agua caliente de la olla que tenemos hirviendo, removiendo e integrando todo el conjunto.
Se rectifica de sal. Se pone un poco más de aceite por encima. Se remueve de nuevo y se tapa unos minutos para  que repose.
Mientras, cantan el villancico Gloria y la madrina es quien da el visto bueno al plato.
Este plato se sirve acompañado de rábanos.
Quiero agradecer a Asunción y Juan Antonio, que estaba recién operado de menisco, que fueron, como siempre, magníficos anfitriones y pasamos un día memorable.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Ensalada de pimientos asados

Hacer una ensalada de pimientos asados no es nada nuevo, es de las recetas más fáciles que podemos elaborar. Pero, como todas las recetas sencillas, existen algunos pasos que hay que seguir si queremos conseguir una ensalada realmente sabrosa.
Lo primero a tener en cuenta es que los pimientos deben de ser gruesos, que pesen bastante. Y lo más importante, hay que saber asarlos, pues de ello depende el resultado final: puede ser excelente o realmente desafortunado.


Ingredientes
Pimientos rojos y verdes para asar
Cebolla fresca
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de Jerez

Elaboración
Precalentar el horno a 200º durante 10-15 minutos. 
Lavar los pimientos, secar y colocar en la bandeja de horno sin ningún otro ingrediente.
Introducir la bandeja en el horno y dejar asar durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo, bajar la temperatura a 180º.
Pasada media hora, comprobar que los pimientos están bien asados y han perdido el agua de vegetación para conseguir que el pimiento desprenda los azúcares y quede caramelizado, de esta forma obtendremos todo su sabor.
Cuando estén en su punto, apagar el horno y dejar dentro con la puerta cerrada hasta que estén templados.
Entonces, procederemos a quitar la piel, las semillas cuidadosamente y se cortarán en tiras. No se debe mojar el pimiento en ningún momento porque perdería mucho sabor. Si es necesario, se pueden retirar las semillas con una servilleta de papel.
Durante este proceso, observaremos que el pimiento casi no contiene jugo.
Cuando esté cortado, lo colocaremos en un bol. A estos, le agregaremos las cebollas peladas y cortadas en láminas.
Añadimos sal, aceite y vinagre a gusto.
Dejar enfriar hasta el momento de servir.
Siguiendo estos pasos, obtendremos la mejor ensalada de pimientos.