sábado, 10 de agosto de 2013

Botellas de hielo decoradas

Hace algunos años en los restaurantes era habitual servir los licores de cortesía en unas botellas de hielo decoradas con motivos florales o frutales. Personalmente, me encantan; aunque creo que últimamente han caído en desuso, como ha ocurrido con la tortilla alaska, que también es uno de mis postres preferidos. No había una fiesta o cena que se preciara que no culminara con la maravillosa puesta en escena de este postre. Espero que como las modas -que van y vienen-, esta vuelva pronto.
Yo sigo utilizando mi botella de hielo para servir los licores o refrescar bebidas.

Ingredientes
Botella de cualquier tamaño y color
Un recipiente, a ser posible con asas más grande que la botella
Flores o frutas, a gusto.

Elaboración
Disponer en el recipiente elegido un fondo de 3 cm. de agua y llevar al congelador. Cuando esté casi congelado, sacamos y acomodamos la botella. La atamos por el cuello al asa del cubo y vamos poniendo las flores elegidas. Cuando están bien ordenadas, se llena de agua y se vuelve a meter en el congelador.
Si queremos que quede bien asentada, se puede llenar de licor porque como al llevar alcohol no se hiela, podemos utilizar en cualquier momento.

Si ha estado varias horas fuera del congelador, se vuelve a poner en el mismo recipiente y se le añade el agua necesaria.
Si queremos que el agua quede más transparente, que sea hervida o mineral.
De igual manera, se pueden elaborar recipientes para ensalada o cascada de mariscos. También son muy efectistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada